Bitcoin, qué es, objetivos y funcionamiento — Explicación sencilla

El Bitcoin (BTC) es una criptomoneda o criptodivisa descentralizada, lo que significa que no se rige por ninguna autoridad (gobierno) o ente central (banco) gracias a que su código está basado en un sistema de prueba de trabajo con ciertas características que serán detalladas en su funcionamiento.

Esta es la primera criptomoneda del mundo, la cual fue creada por un desarrollador (o grupo de desarrolladores) anónimo que utilizaba el nombre de Satoshi Nakamoto, que abandonó el proyecto un año después de su lanzamiento.

El proyecto fue publicado por Satoshi Nakamoto el año anterior a su publicación en el sitio web metzdowd.com, donde explicaba cómo sería su funcionamiento. El 3 de enero del año de lanzamiento, la red empieza a funcionar y se publica el software que permite el uso del mismo, el cual era de código abierto para que toda la comunidad pudiera colaborar en su desarrollo.

Debido a que el mundo se rige por sistemas centrales donde se canalizan los pagos (como los bancos), este proyecto puede ser capaz de cambiar la economía y finanzas tal como la conocemos. Además, todo el sistema constante desarrollo y evolución para servir adecuadamente a los millones de usuarios que hoy en día están utilizándolo.

¿Cuáles son sus objetivos?

Para entender el objetivo de Bitcoin, es necesario conocer primero cómo funciona el dinero. De esa manera, será mucho más sencillo comprender el por qué esta criptomoneda existe.

“Al trabajar, estás haciendo un favor a otra persona, la cual te ofrece dinero a cambio. Por lo tanto, el dinero es una especie de representación de los “favores” que le hacemos a otras personas. Luego tú usas el dinero para adquirir un producto, por lo que una tienda te hizo el favor de dártelo y así sucesivamente”.

Entendiendo dicho punto, hay que destacar el hecho de que se podría falsificar fácilmente el dinero y así obtener la capacidad de pedir favores. Sin embargo, confiamos la tarea al gobierno de crear un papel realmente difícil o prácticamente imposible de falsificar. Además, también se debe confiar en los bancos o plataformas de pago el dinero que se mueve digitalmente. En pocas palabras, el sistema económico y financiero depende completamente de terceros.

En cambio, la criptomoneda se presenta como una alternativa con una filosofía diferente, en la que no se confía en ninguna persona ni autoridad para su administración, ya que así nadie tendría la capacidad de alterar la información.

Cabe destacar que el costo del sistema transaccional bancario es elevado (sobretodo cuando las operaciones son internacionales) y existen gobiernos que no dejan de imprimir dinero (por ejemplo, el de Venezuela), lo que produce la inflación y alteración de datos; lo que significa que depender de ellos es costoso para la sociedad. Por lo tanto, esta criptodivisa también tiene como objetivo eliminar ese gasto.

¿Cómo funciona el sistema Bitcoin?

Una vez se conoce qué es y cuáles son sus objetivos, la principal interrogante es cómo funciona este sistema que ofrece tantos beneficios sin depender de los bancos y gobiernos, ya que éstos han mantenido el control por una gran cantidad de tiempo.

Actualmente, el sistema de pagos funciona de la siguiente manera:

Si Daniel le quiere enviar dinero a María, éste primero debe enviar una petición al banco o plataforma de pago, donde éste la valida y se encarga de actualizar ambas cuentas. A parte, el estado debe encargarse de vigilar.

Por el contrario, en la comunidad todos los usuarios están conectados entre sí, por lo que no se dependen de terceros (como hemos mencionado gran cantidad de veces) y todos tienen el control.

Sin embargo, no se trata de un sistema anárquico donde cualquiera puede hacer lo que quiere ni tampoco consiste en simplemente poder enviarle dinero a otra persona sin pasar por una validación.

En realidad, si Daniel desea enviar dos monedas a María, éste se lo comunica a toda la red, donde ésta a su vez, se encarga de validar que es Daniel un individuo real y que posee dicha cantidad de dinero. Una vez validado, todos los usuarios anotan la transacción realizada, es decir, Daniel tiene dos monedas menos y María dos más.

De esta forma funciona la red correctamente, ya que la comunidad maneja las cuentas y el valor de la criptomoneda dependerá de la confianza que las personas tengan en la misma y en el sistema en general.

Explicación técnica

Para comprender cómo funciona el sistema anteriormente descrito en forma simple, es necesario utilizar conceptos un tanto técnicos, pero que permitirán que comprendas más a fondo cómo funciona el Bitcoin.

  1. El sistema es anónimo, por lo tanto, la identidad de la persona no es la que se valida, sino su clave. De manera que se puede saber cuánto dinero hay en la cuenta, pero no a quién le pertenece.
  2. Los “usuarios de la comunidad” no son los que verifican las operaciones, sino computadoras especiales para ello, ya que para mantener la seguridad y evitar la modificación de datos, todo está protegido mediante criptografía.
  3. Existen dos tipos de usuarios, los que verifican la información y los que no. Siendo los primeros aquellos que utilizan ordenadores y los dejan encendidos todo el día para colaborar con la red sin recibir nada a cambio, los cuales serían los nodos de la red.

A partir de aquí, surgen varias preguntas más que con gusto responderemos de la forma más sencilla posible.

¿Cómo se organizan las operaciones?

Obviamente al no haber una autoridad o administrador que tenga la labor de recibir la información y ordenarla adecuadamente, debe existir un sistema que se encargue de ello.  Ésta tecnología es la denomina “Blockchain”.

La información necesaria para que la transacción se ejecute es la clave del usuario, la operación que se desea realizar y un historial o registro que confirma la existencia de dinero en la cuenta. Esto significa que es verificable, pero aún no se puede anotar en el libro de cuentas porque los datos están desorganizados en todos los ordenadores que contribuyen a la red, puesto que aunque estos mensajes llegan hasta ellos, lo hacen en un orden diferente.

Por lo tanto, el objetivo es lograr que todos logren organizarse para anotar los datos de forma correcta en el libro de cuentas. Ahí aparece el blockchain, que es el encargado de juntar las transacciones en un mismo bloque y elegir uno de dichos bloques (recordemos que millones de transacciones son realizadas) para añadirlo en la cadena oficial, la cual no puede ser modificada de ninguna manera.

Para elegir el bloque entran en juego los mineros, es decir, personas con ordenadores especializados que resuelven algoritmos a una velocidad inhumana para intentar descifrar una clave. Quien logre descifrar dicha clave, tendrá derecho de anotar el siguiente bloque en la cadena, algo que los demás obligatoriamente deberán anotar para todos tener la misma información. La clave se puede encontrar cada diez minutos aproximadamente.

Además, los usuarios poseedores de dichos ordenadores que logren resolver la clave, serán premiados con 12.5 Bitcoin, los cuales se reparten en proporción al aporte hecho para la resolución de la misma. Pero eso es algo que ya explicaremos en la entrada sobre la minería.

Por último, esta recompensa generada por la resolución de la clave es la única manera de introducir monedas a la economía del sistema, las cuales son limitadas (21 millones y va por 16) y cada cierto tiempo la dificultad para minar aumenta, por lo que es necesario tener más equipos o comprar otros de mayor potencia.

 

De esta manera, entendemos que el Bitcoin es una moneda digital que permite hacer transacciones de forma anónima, pero que para ello es necesario pasar por un proceso de validación en el que toda la comunidad participa.